FeelingBilbao

Porque es posible sentir Bilbao.

FeelingBilbao - Porque es posible sentir Bilbao.

¿Y si Bilbao no quiere ser acogedora?

Es curioso como,  de un tiempo a esta parte, los bilbainos nos hemos acostumbrado a vivir rodeados de turistas de lo más variopinto, sin inmutarnos.
Es salir de casa y encontrarte en el centro de una especie de ONU a escala, con invitados procedentes de todos los rincones del mundo, sacando fotos a diestro y siniestro y alabando los muchos encantos de nuestra tierra.

Más si cabe si, como hace un par de semanas, se celebra la 10 edición del BBK Live, cada vez más asentado como festival de referencia en lo que a música actual se refiere.
Y es curioso como nosotros, con nuestro carácter vasco, tildado de reservado de entrada, que nos sabemos hoscos hasta que cogemos confianza, nos hemos reinventado para enseñar las mil y una maravillas de nuestro querido botxo.

Sin embargo, yo, que por mi situación de trabajo y personal, vivo en contacto continuo con visitantes de otras provincias españolas y extranjeras, he venido notando algo de lo que quiero hablaros…

Y es que Bilbao, como ente con personalidad propia, Bilbao como ciudad, no quiere ser acogedora. Sí, sí, como lo oís. ¿Y en qué lo he notado? Pues muy fácil, en el tiempo. El climatológico, quiero decir.

De todos es conocido que Bilbao no es el Mediterráneo en lo que a temperatura se refiere, pero los que somos de aquí recordamos un clima mucho más adverso y lluvioso en otros tiempos. El actual es muy templado y agradable y con muchos días soleados fantásticos para disfrutar de la ciudad.
Sin embargo, ¿habéis probado a preguntar a algún extranjero? Mejor aún, ¿habéis probado a preguntar a algún visitante habitual? Os dirá que siempre está nublado y que llueve mucho. Pues sí, y esto es así, lo tengo comprobado por mi propio estudio científico, porque los mejores días, Bilbao nos los reserva a los bilbainos. Y, cuando tenemos visita, es cuando se levantan esos días grises tan característicos, por otro lado, que hacen al Guggenheim lucir sus mejores galas de colores metálicos para los que fue concebido.
¿Casualidad? ¿Ciencia? ¿Magia? ¿Misterio? ¿Será para mostrarse como los foráneos quieren suponerla? ¿Será como guiño a los oriundos? No tengo respuesta, pero los hechos, son los hechos… ¿O no?

Categoría: Curiosidades, Varios